Cambios en la distribución del ingreso en México (2018-2020)

El Producto Interno Bruto suele ser la única métrica en la que muchos se enfocan para medir el progreso económico de un país, pero cualquier análisis a cualquier nivel demuestra que no es suficiente, incluso para medir un pantalón necesitas al menos dos números. Por si fuera poco, cuando ésta métrica disminuye, muchos tienden a culpar a una sóla persona (el presidente), cuando es responsabilidad de todo el país, y una infinidad de variables externas.

En el caso de México en el período del 2018 al 2020, tres situaciones independientes coincidieron: una desaceleración económica global, una pandemia significativa, y un presidente disidente.

Mi argumento principal en contra del PIB, y cambios en el PIB, es que debido a la desigualdad presente en todos los países del mundo, los incrementos o disminuciones no afectan a la toda población de la misma forma, y más aún en México que es de los países más desiguales del mundo.

Gracias a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) podemos ver cómo éstas situaciones han afectado a diferentes grupos dentro del país.

Global

Antes de comenzar a ver los cambios específicos para México, hay que entender que hubo cambios globales que afectaron a todos los países. Globalmente la pandemia COVID-19 causó una contracción del PIB global del 3.2%, así que aunque el PIB de México se contrajo 8.3% en el 2020, en términos relativos con el resto del mundo fue del 5.3%, pero comparado con otros países de Latinoamérica cuya contracción fue de 6.5%, en términos relativos fue de 1.9%.

Una contracción del 1.9% aún así no es deseable, pero ¿qué tanto de eso es culpa de México?, y ¿qué tanto es de situaciones externas? Nadie lo puede saber.

Cambios del PIB en varios países de Latinoamérica (2021 estimado)

Un argumento común es que los problemas en México ya estaban siendo visibles en 2019, pero en 2019 ya existía una desaceleración global y el crecimiento global del PIB fue sólo del 1.7%, y en Latinoamérica -0.2%. México siguió exactamente el mismo patrón que la región: -0.2%.

Fuente: World Bank – June 2021 Global Economic Prospects.

Desigualdad y promedio

La mayoría de la gente no sabe la diferencia entre media y mediana–que normalmente no es un problema porque muchas distribuciones son normales, o simétricas, y la media y la mediana son lo mismo. Sin embargo ese no es el caso con los ingresos, que están distribuidos de forma desigual.

Por ejemplo, si 10 personas tienen un ingreso de $10,000, el promedio (media) es $10,000, y la mediana también es $10,000. Eso no cambia si una persona recibe $9,000 y otra $11,000.

Sin embargo si 10 personas tienen un ingreso de $10,000 y una persona $100,000, el promedio es de $20,000 pero la mediana sigue siendo de $10,000. Para determinar la mediana ordenas a las 11 personas de menor a mayor y la persona que esté en medio es la mediana. Es decir la mitad de la gente tiene un ingreso menor, y la otra mitad mayor.

¿Qué pasa si se reduce el ingreso de la persona que recibe $100,000? Suponiendo que baja a $80,000 el promedio se reduce a $18,000, pero la mediana no, sigue siendo $10,000. En este caso el ingreso de las otras 10 personas no cambia en lo más mínimo, a pesar de que el promedio cambió significativamente.

Eso es lo que sucede en las verdaderas distribuciones: una contracción del 5% del PIB no se traduce en una disminución del 5% de los ingresos para todo mundo.

Cuantiles

La mediana divide una población en dos grupos: los que tienen un ingreso menor, y los que tienen un ingreso mayor. Sin embargo la población se puede dividir en más grupos, por ejemplo cuartiles. La mediana es 1 número que divide a la población en 2 grupos, los cuartiles son 3 números que dividen a la población en 4 grupos. El primer cuartil determina el 25% de la población que recibe menos ingresos, y por lo tanto 75% reciben más.

Si dividimos a la población en 10 grupos, necesitamos 9 números, y a esos números se les llaman deciles. Por ejemplo si el primer decil es $5,000, eso significa que 10% de la población tiene un ingreso menor, y 90% un ingreso mayor. Si el último decil es $30,000, eso significa que 90% de la población tiene un ingreso menor, y 10% un ingreso mayor.

Nueve deciles que dividen a la población en diez grupos

Es posible dividir a la población con más granularidad, por ejemplo centiles:

99 centiles que dividen a la población en 100 grupos

Mientras más granularidad, más visible es la desigualdad, sobre todo en los grupos con más ingresos. En este caso el centil de 1% es $2,074, mientras que el de 99% es de $83,616. Los otros cuantiles de menos granularidad siguen siendo visibles, por ejemplo el decil 9 ($33,596) es el centil 90%, y la mediana ($12,803) es el centil 50%.

Al separar el decil 9 en 9 centiles podemos ver que la diferencia del 90% ($33,596) al 99% ($83,616) es bastante significativa, y ahí no termina la granularidad, ya que el top 1% a su vez se puede dividir aún más, y el top 10% del top 1% (99.9%) es $206,082. Y así sucesivamente.

La distribución del ingreso es como un fractal: siempre puedes hacer más zoom, y mientras más zoom hagas más desigualdad vas a ver (hasta que llegues al nivel de individuos). Ninguna gráfica ni ninguna métrica te pueden hacer ver la verdadera situación, para eso es necesario usar fórmulas continuas, pero eso está fuera del alcance de éste artículo. Aquí sólo vamos a explorar los cambios que sufrieron los diferentes cuantiles, que inevitablemente es un análisis limitado.

Encuesta

El INEGI realiza una encuesta para determinar de forma estadística los ingresos y los gastos de la población. Se realiza en todo el país de forma aleatoria y anónima cada dos años. La última encuesta fue realizada en el 2020 y ha sido la más grande hasta la fecha, entrevistando a más de 89,000 hogares.

Yo tengo muchos años analizando estas encuestas en mi tiempo libre, y ya que soy programador he ido desarrollando herramientas que me permiten agilizar éstos análisis usando los datos brutos. Los resultados de mis herramientas concuerdan con los resultados que publica el INEGI, pero además yo hago cálculos más granulares y ciertas correcciones.

Por ejemplo el INEGI calcula el índice de Gini usando deciles y el resultado es 41.48, pero usando centiles el resultado es 42.56, y usando toda la muestra es 42.60. Para más detalles sobre las discrepancias escribí otro blog post. Mientras más granularidad el índice aumenta, y eso significa más desigualdad.

Otro cambio es que yo estoy ajustando a inflación. Por ejemplo el INEGI reporta un ingreso promedio mensual por hogar de $16,770, pero eso es a precios del 2020, ajustando a un 4.87% de inflación a hoy (Julio 2021), es $17,586.

Desafortunadamente el INEGI no reporta la métrica más importante: la mediana, que es $12,802 (ya ajustada a inflación). Es decir que en el 2020 la mitad de los hogares en México recibían un ingreso menor a $12,802, y la mitad más.

Otro problema es que el INEGI no reporta los verdaderos deciles, sino el promedio por decil. Es decir el primer decil (bottom 10%) es $4,878, eso significa que el 10% de los hogares en México tienen un ingreso menor, pero como ya vimos anteriormente, la desigualdad no termina ahí, hay hogares tienen mucho menos ingreso, por eso el promedio del 10% de los hogares más pobres es de $3,474, pero ese número no nos ayuda mucho.

Si quieres saber si tu hogar es de los más ricos o de los más pobres necesitas la mediana (decil 5), pero el INEGI te da diez grupos, no nueve, entonces la mediana está entre el grupo 5 ($11,665) y 6 ($14,020), ninguno de esos dos grupos te sirve.

La razón por la que es mejor utilizar hogares que personas (per cápita), es el concepto llamado economía de escala. Es más conveniente vivir con otras personas y compartir gastos, por ejemplo comprar un sólo microóndas que usen dos personas, o hacer comida una vez para cuatro personas a que cuatro personas hagan su propia comida. Un ingreso de $20,000 en un hogar de 4 personas no se traduce literalmente a un ingreso de $5,000 por persona, sobre todo si dos de ellas son niños.

Las dos gráficas anteriores de deciles y centiles son ingresos mensuales por hogar en el 2020 a precios del 2021. No son números precisos, ya que dependen de la aleatoridad de la muestra, y la precisión de las respuestas en la encuesta. Pero es lo más cercano que tenemos a la realidad.

Aquí puedes ver la presentación de los resultados del INEGI.

Cambios

Del 2018 al 2020 México perdió 8.5% de su PIB, pero eso ¿a qué se traduce en términos reales de la gente que vive en el país?

Ya vimos que el top 10% recibía un ingreso de $33,595 en el 2020, pero en el 2018 era $35,178 (a precios del 2021), es decir una disminución del 4.5%. Pero no es lo mismo en todos los deciles, el bottom 10% disminuyó de $4,891 a $4,878, es decir sólo el 0.26% ($13). Pero eso no es todo, como ya vimos no todos los del bottom 10% son iguales, ellos a su vez tienen su propia desigualdad, el promedio disminuyó de $3,388 a $3,474 lo cuál es -2.53%… Eso no es una disminución: aumentó.

¿Cómo es posible que con una disminución del 8.5% del PIB el ingreso promedio de los hogares más pobres incremente?

Política social.

Gracias a las políticas de Andrés Manuel López Obrador el índice Gini de México disminuyó de 43.78 a 42.60. Eso significa que la desigualdad disminuyó. Es difícil comprender qué significa eso en términos reales, pero es algo que la gente más pobre sí lo nota.

Pero como ya vimos antes, el análisis no termina ahí, por que siempre hay más granularidad:

Los centiles más pobres vieron aumentos de sus ingresos del 8%, mientras que los más ricos una disminución del 13%, de $165,284 a $143,846.

¿A alguien aún le sorprende por qué la clase ultra rica está en contra de Obrador?

El promedio bajó de $18,445 a $17,586 (-4.66%), pero como ya ha sido explicado, eso no representa lo que la mayoría de los mexicanos experimentaron. La mediana bajó de $13,201 a $12,802 (-3.02%), eso es más representativo, pero aún así no pinta la imagen completa.

Cabe mencionar que ésto es en un período de crisis. El PIB está proyectado a incrementarse 5% en el 2021, así como el top 1% sufrió pérdidas desproporcionadas (pobres ¿cómo sobrevivieron con sólo $144K al mes?), así ellos disfrutarán ganancias desproporcionadas (aunque probablemente no las mismas que hubieran disfrutado en una administración neoliberal).

Así es que no, el mito neoliberal que la marea creciente hace a todos los barcos elevarse, es simplemente falso. Cada barco sube o baja de forma independiente, e incluso cuando todos los barcos se elevan, no todos lo hacen de la misma forma.

Más diferencias

Las diferencias entre 2018 y 2020 no se limitan a los cuantiles, sino también el tipo de ingreso, el tipo de localidad, y más. Por ejemplo los ingresos en base a jubilaciones, pensiones, becas y beneficios gubernamentales se incrementaron significativamente, mientras que los ingresos por rentas disminuyeron.

Sin embargo el cambio más drástico es que las localidades urbanas experimentaron una disminución del 8.0%, mientras que las localidades rurales un aumento del 3.6%. Esto aún se puede desmenuzar más, por que las localidades rurales también se pueden dividir por deciles y el bottom 10% experimentó un aumento del 16.6%.

Las diferencias no terminan ahí. También podemos ver que la gente que estudió hasta secundaria percibió un aumento en sus ingresos, mientras que el resto de la gente una disminución.

También hay diferencias por entidad federativa. CDMX, Baja California Sur, Jalisco y Quintana Roo experimentaron una disminución drástica, mientras que Baja California, Chihuahua, Durango y Zacatecas aumentos.

Cualquier persona que trate de pintar con brocha gorda la situación económica del país va a cometer imprecisiones, por que si hay algo que define al país es su riqueza cultural, variación, y diversidad. Los promedios son simples, pero imprecisos.

Conclusión

¿Le fue bien o mal a México en el período del 2018 al 2020? Si las opciones son blanco o negro, la respuesta es mal. Pero una vez que comenzamos a ver matices podemos ver que no le fue tan mal como Argentina, e igual de mal que Ecuador. A pesar de que le fue mal, no le fue tan mal, sobretodo en comparación con el resto de la región. Cuando vemos matices de grises podemos ver que relativamente sólo le fue un poco mal, y si consideramos la desaceleración global antes de la pandemia, y la crisis económica provocada por la pandemia, eso no es necesariamente culpa del país.

¿Le fue igual de mal a todos los mexicanos? Si vemos un sólo número como el PIB, por definición no hay otra respuesta más que , pero el PIB es una métrica burda que no pinta la imagen completa. Considerando la desigualdad ya existente, y la distribución del ingreso, podemos ver que la respuesta correcta es no: a los ricos les fue mal, pero a los pobres les fue bien, o al menos no tan mal. Además depende del estado, de la localidad, del tipo de localidad, e incluso del nivel de educación.

Todos vivimos en una burbuja. Si estás leyendo éste artículo probablemente estás en la burbuja equivalente al top 10% que es un hogar con un ingreso de $34K mensuales, tus modelos son el top 1% que recibe $84K, y estás siendo manipulado por el top 0.1% que recibe más de $206K. Pero el 90% de la gente en México está en burbujas diferentes donde el resultado de las diferentes crisis no ha sido tan malo (-3%), a pesar de una crisis económica global. Es por eso que la aprobación presidencial sigue siendo 61%, arriba de Peña Nieto, Vicente Fox, y Ernesto Zedillo al mismo punto de su presidencia.

Usar la reducción del 8.5% del PIB en los primeros dos años de la administración de Obrador como base para evaluar el desempeño y determinar lo que pasará en los siguientes 4 años es un análisis cutre que absolutamente nada tiene que ver con la experiencia de la gran mayoría de la población en México, y no toma en cuenta la situación global que no sólo va a cambiar en el futuro, sino que ya cambió.

2 thoughts on “Cambios en la distribución del ingreso en México (2018-2020)

  1. Hola, este análisis es muy interesante.. Ojalá y compartieras los resultados por estado para entender la afectación a nuestros estados. Me parece relevante señalar que la realidad es muy diferentes para los asalariados y las personas físicas, y personas morales. Ojalá y en algún momento separes el análisis, ya que una hipótesis es que los negocios chicos y medianos son los que han pagado esa reducción en el PIB, y muy seguramente las empresas y organizaciones se han podido adaptar a la nueva realidad.

    Like

    • Los cambios por estado están en la presentación del INEGI, yo sólo tomé ocho. ¿O te refieres a cambios por estado y por decil?

      La encuesta es sobre personas, no empresas, así que no sé cómo se podría verificar esa hipótesis que los negocios chicos pagaron el precio. Mi hipótesis es la contraria, negocios grandes como Cinépolis no se pueden adaptar fácilmente a la nueva realidad, son los negocios chicos los que se pueden adaptar más fácil. Para empezar es más fácil comenzar un restaurante virtual que crear un nuevo Cinépolis.

      Cuando cayó el asteroide fueron los dinosaurios gigantes los que murieron.

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.